Yo vengo a ofrecer mi corazón

1 enero 2002

la  SOL FA7M  mi FA SOL la

la                     mi                     FA7M mi

¿Quién dijo que todo está perdido?
FA                           SOL               la

Yo vengo a ofrecer mi corazón.

 

Tanta sangre que se llevó el río.

Yo vengo a ofrecer mi corazón.

 

                          SOL                         DO6

No será tan fácil, ya sé que pasa.

la          SOL               DO6

No será tan simple como pensaba,

la         SOL                FA7M

como abrir el pecho y sacar el alma,

si7                                       mi

una cuchillada del amor.
Luna de los pobres siempre abierta,
yo vengo a ofrecer mi corazón,
como un documento inalterable
yo vengo a ofrecer mi corazón.

Y uniré las puntas de un mismo lazo,
y me iré tranquila, me iré despacio,
y te daré todo, y me darás algo,
algo que me alivie un poco más.

Cuando no haya nadie cerca o lejos,
yo vengo a ofrecer mi corazón.
Cuando los satélites no alcancen,
yo vengo a ofrecer mi corazón.

Y hablo de países y de esperanza,
hablo por la vida, hablo por la nada,
hablo de cambiar ésta, nuestra casa,
de cambiarla por cambiar, nomás.

¿Quién dijo que todo está perdido?
Yo vengo a ofrecer mi corazón… (2)

 

No será tan fácil, no será tan simple.

Ana Belén, LP «Peces de ciudad»
(Letra y música original de Fito Páez)

 

PARA HACER:
«Vengo a ofrecer mi corazón…»: ¿Ofrecéis lo mejor vuestro? ¿Cuándo? ¿Para qué? ¿Quién o quiénes lo merecen?

Haced una lista de cosas o acciones que habéis ofrecido cada uno/a a lo largo de vuestra vida. También de las recibidas. Comparad ambas listas y sacad conclusiones.

«No será tan fácil, no será tan simple…»: ¿Qué dificultades encuentra hoy quien quiere ayudar y ofrecer el corazón? ¿Cómo pensáis que hay que superarlas? ¿Lo hacéis así, de hecho?

«Luna de los pobres siempre abierta»: ¿Qué quiere decir este verso? ¿Qué situaciones conocéis que lo demuestran?

«¿Quién dijo que todo está perdido…?»: Buscad ejemplos de noticias o opiniones que mantengan que tod está perdido. Contestad con una carta o manifiesto que mantenga la postura esperanzada de la canción.

Podéis emplear la canción en un Ofertorio de una Eucaristía o celebración. Decid cambiando la letra qué ofrecéis, además de vuestro corazón (podéis inspiraros en Ezequiel 36,26ss: os daré un corazón nuevo…).

También te puede interesar…

Redescubrir la ciudad vieja

[vc_row][vc_column][vc_column_text][pdf-embedder url="/wp-content/uploads/2019/06/MJ498-499-CJ-12-IDEAS.pdf"...

Translate »