Besos

1 marzo 2007

LA LA4 LA LA4…

LA

Hey, atiende, por qué has salido a la calle tú tan fresco.

 

Y dime por qué te has tirado tres horas en el espejo

si     MI    LA

pa ponerte guapo pa ligar,

si      MI     DO#

para ir a la calle y no piensas

RE

que eso ya da igual,

MI      LA

que ya no vas a impresionar,

si       MI        DO#

que lo bueno y lo que importa está en los besos.

 

         RE   MI

Y ESO ES LO QUE QUIERO, BESOS.

  LA     SI      RE   MI

QUE TODAS LAS MAÑANAS ME DESPIERTEN BESOS,

  LA     SI       RE  MI

QUE SEA POR LA TARDE Y SIGA HABIENDO BESOS.

  LA     SI      RE         MI

Y LUEGO POR LA NOCHE HOY ME DEN MÁS BESOS PA CENAR.

 

Y dime por qué tú hoy te echas mil cremas por el cuerpo,

si no se te ven. Y se te han olvidado los sentimientos.

Tienes que empezar por resolver

lo que tienes dentro,

y no piensas casi en los demás,

qué más dará si mal o bien.

Mucho “metrosexual” y faltan besos.

 

Y ESO ES LO QUE QUIERO, BESOS.

QUE TODAS LAS MAÑANAS ME DESPIERTEN BESOS,

QUE SEA POR LA TARDE Y SIGA HABIENDO BESOS.

  LA     SI      RE   MI     LA

Y LUEGO POR LA NOCHE HOY ME DEN MÁS BESOS PA CENAR.

 

LA LA4…

Y párate a ver, que los que ya te quieren no miran eso.

Sólo quieren ver ese guiño de ojos sin complejos.

El canto del loco, Zapatillas (2005)

PARA HACER*

  1. “Te has tirado tres horas en el espejo…”: ¿Cuánto te importa tu imagen? ¿Por qué la cuidamos tanto? ¿Le dedicas el mismo tiempo al cuidado de tu interior? ¿Qué crees que los demás ven en ti cuando sales a la calle? ¿Se te han olvidado los sentimientos?
  2. “Lo bueno y lo que importa está en los besos…”: ¿Qué es lo que te impulsa a dar besos? ¿A quién o quiénes das tus mejores besos? ¿Te da vergüenza dar besos a la gente que quieres, a tus padres, a tus abuelos, a tus hermanos, a tus amigos? ¿Crees que Dios te da “besos”? ¿Cómo lo hace?
  3. “Tienes que empezar por resolver lo que tienes dentro…”: ¿Qué cosas de tu carácter, tu vida, tus sentimientos, tu relación con las personas y con Dios tendrías que resolver? ¿Por dónde podrías empezar a hacerlo?
  4. “Y no piensas casi en los demás…”: ¿Cuánto piensas en los otros? ¿Están las necesidades de los demás por encima de las tuyas?
  5. “Qué más dará si mal o bien…”: ¿Eres de los que piensas que todo vale, que da igual comportarse de una u otra manera? ¿Eres capaz de distinguir lo que te construye como persona de lo que te destruye? ¿Cómo crees que Dios quiere que te comportes y seas? ¿Eres capaz de optar por lo que está bien, aunque te suponga un esfuerzo?
  6. “Y párate a ver que los que ya te quieren no miran eso…”: ¿Cómo andas de autoestima? ¿Qué es lo que en ti aprecian los que ya te quieren? ¿Te aceptas a ti mismo tal y como eres? Haz una lista con tus defectos y tus virtudes… Si no se te ocurren, pregunta a los que te quieren. Después, escribe una oración dando gracias a Dios por haberte hecho como eres.

* Agradecemos esta vez las preguntas a Marta Cesteros y a la revista Centinela, de la Delegación Diocesana de Infancia y Juventud de Madrid.

 

También te puede interesar…

Redescubrir la ciudad vieja

[vc_row][vc_column][vc_column_text][pdf-embedder url="/wp-content/uploads/2019/06/MJ498-499-CJ-12-IDEAS.pdf"...

Translate »