Cada dos minutos

1 septiembre 2008

FA DO SIb DO FA re SIb DO

FA                            SIb

Cada dos minutos cambio de opinión

DO          FA

si me roza el corazón

la        SIb    DO

con el filo de sus labios.

FA         la             SIb

Cada dos minutos desesperación

DO            FA

se acomoda en mi colchón

la        SIb    DO

y casi no deja espacio.

 

Cada dos minutos cambio de estación,

primavera en un rincón,

se atrinchera, y verano.

Cada dos minutos muere de calor

y cegado por el sol       SIb DO

busca un otoño mojado… ¡mojado!

FA                      DO

Cada dos minutos trato de olvidar

            SIb          DO

todos los momentos que pasamos,

FA                    re

cada dos minutos una eternidad,

           SIb         DO             (SIb DO re SIb DO re)

cada dos minutos sin tocar tus manos (Bis)

 

Cada dos minutos pierdo la razón,

me abandona la ilusión,

me tropiezo y me caigo.

Cada dos minutos recuperación

me despierta en el salón

y me levanto despacio… ¡despacio!

 

Cada dos minutos trato de olvidar

todos los momentos que pasamos

cada dos minutos una eternidad

cada dos minutos sin tocar tus manos (x2)

 

Cada dos minutos trato de olvidar

todos los momentos que pasamos juntos,

cada dos minutos una eternidad

sin tocar tus manos cada dos minutos

Despistados, Vivir al revés (Warner Music, 2007)

PARA HACER

¿Cambias de opinión con frecuencia tú…? ¿Por qué? ¿Crees que es bueno o malo?

“Cada dos minutos cambio de opinión si me roza el corazón…” ¿Qué influye más en tus opiniones e ideas? ¿La cabeza, el corazón…? ¿En qué se nota? ¿Y en vuestro grupo? ¿Tomáis decisiones bien pensadas o viscerales? ¿Expresáis con claridad lo que sentís y vuestras emociones…? Repasad un tiempo concreto, por ejemplo el último curso, las últimas reuniones que habéis tenido…

Estamos en septiembre. Empieza un nuevo curso en el colegio o estudios, en el trabajo pastoral, en tu Centro, grupo o parroquia… Poneos de acuerdo en qué decisiones no las cambiaréis cada dos minutos este año, sino que las mantendréis cueste lo que cueste. ¿Por qué esas y no otras…? ¿Y en qué aspectos, en cambio, debéis ser flexibles?

Comparad el estribillo de la canción con esta frase de Pablo y sacad conclusiones: “La palabra que os dirigimos no es sí y no. Porque el Hijo de Dios, Cristo Jesús, a quien os predicamos Silvano, Timoteo y yo, no fue sí y no; en él no hubo más que sí” (2 Cor 1, 18). ¿Acaso eran san Pablo y Jesús dogmáticos y cabezones por no cambiar de opinión cada dos minutos…? Puntuaos en el grupo de 0 a 10 según vuestro grado de constancia y coherencia, e intercambiad opiniones con el es resto del grupo sobre los resultados…

 

También te puede interesar…

Redescubrir la ciudad vieja

[vc_row][vc_column][vc_column_text][pdf-embedder url="/wp-content/uploads/2019/06/MJ498-499-CJ-12-IDEAS.pdf"...

Translate »