EL EVANGELIO DE LA BUENA… SONRISA

1 octubre 2013

Tras muchos días de estudio, tras muchas horas de meditación, después de “pegarme a palos con la palabra de Dios,” después de muchos dolores de cabeza y de conciencia… he descubierto que Dios es, ante todo y sobre todo, Alegría… Y no sólo eso, también he aprendido que el 99% de la Buena Noticia se puede predicar y leer y meditar y vivir sonriendo… Como muestra un botón.

  1. La sonrisa de la victoria (Tentaciones en el desierto. Mt 4,1-11). Y ¡anda! que no dio guerra el dichoso diablo. A Jesús le tocó un hueso duro de roer. Sin embargo se mantuvo en la brecha sabiendo que Dios estaba a su lado, y desechando otras sonrisas efímeras, falsas, como la del poder, el consumismo, la avaricia… por otra sonrisa, la Sonrisa de saberse vencedor en Dios.
  2. La sonrisa del seguimiento (Primeros discípulos. Mt 4,18-22). Jesús no impone, no ordena, no obliga. Seguirle no es sinónimo de renuncia; a no ser que para ti la sonrisa que te puede proporcionar un coche, un chalet o dos meses de vacaciones sea mayor que la sonrisa que brota de dentro y surge de sentirse amado por Dios. Si es así… ¡qué pena!
  3. La sonrisa de la felicidad (Las bienaventuranzas. Mt 5,1-12). La sonrisa de la pobreza, de la tristeza, de la humildad, de la persecución… Sin ningún género de dudas la sonrisa de Dios y la sonrisa del mundo son totalmente opuestas… Y sin embargo los pocos que optan por contagiarse de la sonrisa de Dios son inmensamente felices… ¿por qué será?
  4. La sonrisa de la santidad (Amor a los enemigos. Mt 5,43-48). Jesús nos invita a ser perfectos, a no conformarnos con mediocridades… ¿Y eso cómo se hace? Pues sonriendo auténticamente al que te mira mal, al que te hace la zancadilla, al que te pone de los nervios, incluso, y este al que más, al que no se merece tu sonrisa.
  5. La sonrisa de la confianza (Tened confianza. Mt 7,7-12). La sonrisa de saber que Dios nunca te va a dejar solo. Pasarás por momentos amargos en los que las lágrimas y la tristeza inundarán tus pupilas y tu corazón, pero Dios estará siempre esperando a que le pidas su sonrisa… ¡Haz la prueba!
  6. La sonrisa del perdón (Vocación de Mateo. Mt 9,9-13). Mateo poseía un currículum “altamente sospechoso” y sin embargo experimenta la dicha de sentirse sonreído por Jesús… ¿El secreto? Reconocerse pecador e ir a su encuentro.
  7. La sonrisa de la humildad (El reino revelado a los pequeños. Mt 11,25-30). Con la fatiga de llegar, a duras penas, a fin de mes, con el agobio de sentirse perseguido por un mundo que carga todo su peso sobre los hombros de los más débiles, es muy difícil sonreír… Sin embargo Jesús revela su reino, su sonrisa, a los más humildes de este mundo.
  8. La sonrisa del amor (El mandamiento más importante. Mt 22,34-40). Si sonríes con autenticidad a Dios y a tus hermanos, con una sonrisa cómplice, transparente, comprometida, estarás amando a Dios y a tus hermanos, y estarás cumpliendo con el mandamiento más importante de la ley de Dios.
  9. La sonrisa del trabajo bien hecho (Parábola de los talentos. Mt 25,14-30). Las caras largas surgen cuando haces de tu trabajo una imposición, una pesada carga que soportar… Pero cuando eres capaz de considerar tu trabajo como una misión de Dios, entonces… entonces sentirás la recompensa de la sonrisa de Dios. Y esa, te aseguro, no tiene precio.
  10. La sonrisa de… Tan sólo tienes que poner tu nombre, pues tu tarea como persona, como cristiano, como amigo de Jesús, consistirá, a partir de hoy, en estirar la sonrisa de Dios…

Sí, amiga, amigo: echa mano de la Buena Noticia, de la Buena Sonrisa y contagia a tus hermanos de alegría, de un Dios que es, te lo vuelvo a repetir, ante todo y sobre todo… ¡¡alegría!!

J.M. de Palazuelo

 

 

También te puede interesar…

Redescubrir la ciudad vieja

[vc_row][vc_column][vc_column_text][pdf-embedder url="/wp-content/uploads/2019/06/MJ498-499-CJ-12-IDEAS.pdf"...

Translate »