INSPECCIÓN ESPIRITUAL DEL CORAZÓN

1 junio 2016

Pasamos la ITV a nuestros vehículos para reducir la incidencia de accidentes por fallos mecánicos y para controlar el nivel de emisiones contaminantes, con el objetivo de preservar el Medio Ambiente…

Hoy te invito a pasar “otra ITV”, esta vez del corazón. No te preocupes si no lo haces: nadie te va a penalizar. Sin embargo, si de la ITV depende el perfecto estado de tu vehículo, de la Inspección técnica del corazón (IEC) depende, y mucho, el grado de felicidad que alcances en tu vida…

Puntos que revisar para pasar la “IEC”

Luces

  • De posición: Aunque pienses que no iluminan lo suficiente, son fundamentales, no tanto para ti, sino para tus compañeros de ruta…. Sabrán que tú estás ahí, que pueden contar contigo.
  • Cortas: En ocasiones pensamos que los males del mundo residen a miles de kilómetros de nosotros… Fíjate bien: a dos, tres o a cuatro metros encontrarás personas a las que podrás dar un poco de luz en sus noches oscuras.
  • Largas: Para poder dar claridad a tantos hermanos que vienen de lejos, cegados por los destellos de una sociedad que no cuenta con ellos.

Neumáticos

  • No siempre tu corazón circulará por autopistas o grandes y seguras avenidas. A veces serán caminos pedregosos; en ocasiones, senderos sin señalizar…
  • No obstante, no te preocupes; te cuento un secreto: “El peor paso es siempre el mismo: el primero.” Y es que los pinchazos suelen venir por el exceso de comodidad, de no complicarse la vida. Tú gástate y desgástate por los otros.

Frenos

  • El de mano deberá bloquear tu corazón no dejando ningún resquicio para el odio, la violencia o la venganza.
  • El de pie deberá detener tu corazón cuando alguien necesite de tus servicios. De esta manera no pasarás de largo y te convertirás en compañero de camino de tantas personas que hacen, diariamente, autostop en las cunetas de nuestro mundo.

Dirección

  • El volante de tu corazón es una parte fundamental. Cuántas veces rodeamos al hermano para no complicarnos el viaje. Tu corazón deberá seguir las huellas del Maestro, pues es la única dirección que no tiene pérdida.
  • Haz uso del único GPS fiable al cien por cien: el GPS de la Palabra de Dios.

Otras comprobaciones importantes

  • Por el tubo de escape deberás arrojar los malos humos que contaminan tu vida: insultos, desprecios, caras largas…
  • En cuanto a los cinturones de seguridad, si bien es cierto que son obligatorios en tu vehículo, en tu corazón deberás prescindir de ellos para salir inmediatamente en ayuda de tus hermanos.
  • El claxon: con sonido alto, claro y melodioso. Deja que el Señor ponga sus palabras en tus labios, pues tu corazón es una partitura de Dios en clave de amor… ¡Y eso suena divino!

Bueno, amigo, ahora depende de ti poner en buen estado tu corazón. Si cada día dedicas unos minutos a revisarlo, dejándote asesorar por Dios, verás cómo tus viajes (a la playa o al colegio, al extranjero a tu trabajo) ganan en seguridad, fiabilidad y felicidad… ¡Haz la prueba!

José María Escudero

 

 

También te puede interesar…

Redescubrir la ciudad vieja

[vc_row][vc_column][vc_column_text][pdf-embedder url="/wp-content/uploads/2019/06/MJ498-499-CJ-12-IDEAS.pdf"...

Translate »