De animales a personas

1 julio 2008

Como personas, llevamos dentro el animal que fuimos, pero también nos habita ya el espíritu que seremos. Por eso podemos partir de los animales para descubrirnos como personas y expresar los sueños que nos habitan.

Esta imagen está formada por diversos animales dibujados por dos personas distintas que en alguna ocasión, ya hace años, asistieron a alguno de los cursos que impartimos. Allí realizábamos un ejercicio colectivo y completo, en varias fases, que describimos aquí. La única variación es que, en vez de los dibujos de los animales, aparecían sus nombres. Algunos cursillistas me regalaron estas imágenes.

Señalamos cómo se puede trabajar a partir de ellos en un gran grupo (a partir de 30 personas, por ejemplo, hasta un número indefinido). No es necesario que sus miembros se conozcan. La dinámica puede durar más de una hora y extenderse según los intereses del momento. Se pueden seguir estos pasos.

1. Preparar los animales: El animador tiene preparadas unas pequeñas papeletas con uno de los animales La mejor forma de hacerlo es fotocopial la páginas de la imagen  y cortar después a cada animal. Ha de barajarlos para que no vayan todos juntos.

2. Animales al aire. El animador indica que cada uno recoja un papel y vea qué le ha tocado. No se lo debe enseñar a los demás. Lanza los papeles al aire (mejor que entregarlos de uno en uno…) y cada uno recoge una papeleta.

3. Grupos de animales: El animador indica que, sin hablar, reproduciendo los conocidos y gestos del animal que les ha correspondido, se junten con otros animales iguales a ellos. Si algún animal queda perdido, se le saca al centro, se dice que produzca el sonido que le corresponde… y los demás le responderán…

4. Canción repetitiva: Se canta la canción de En la vieja factoría… de modo que se vayan incorporando los diversos animales y, en grupo, incluyan el sonido de cada uno. hasta que al final participan todos los grupos

5. Canción sobre el animal: Cada grupo recuerda o prepara en un minuto una canción sobre ese animal. Han de cantarla de forma original, incorporando gestos… Sueleen ser canciones infantiles y acaban participando todos los miembros de los demás grupos.

6. Letrilla sobre un tema: Pero no todo termina aquí. Ahora, en grupo, han de preparar una letrilla con la misma música pero centrada en un tema concreto (habitualmente es el tema del encuentro). Después de prepararla durante unos minutos (conviene que la tengan escrita), han de cantarla, a ser posible también de forma original.

7. Comentario sobre la letrilla: el animador sacará algunas conclusiones de los datos que han salido en el contenido de las letrillas. Es mejor todavía que estas conclusiones se saquen en gran grupo.

8. Los animales y nosotros. Pero no hemos terminado. Queda un aspecto muy interesante: comparar a cada animar con aquello que nos reúne. Por ejemplo, quién en un grupo se parece u obra como un…(gato; y así van pasando todos los animales). Aquí pueden aparece unas aportaciones de los más interesante.

9. Otras actividades: Nosotros solemos terminar con el punto anterior, pero también se pueden llevar a cabo otras actividades: convertir en oración todo lo que ha salido en ese punto anterior, por ejemplo; desfilar los miembros de cada grupo como si todos formasen un único animal que les ha correspondido…

10. Resumen: Como puede verse, los objetivos pueden ser múltiples y la realización muy divertida. Si el animador da vida a cada apartado, parecerá que el tiempo no pasa… Pero al final habremos pasado un poco del animal que llevamos dentro a la persona con la que soñamos.

Herminio Otero

 

También te puede interesar…