El salto

1 noviembre 1997

Este dibujo de Marisol Calés («El País», 13.9.97) ilustraba un artículo titulado Laberin­tos de otoño y referido a las obras municipa­les en la ciudad y los atascos que ocasionan. Al margen de ese origen, la imagen se puede convertir en parábola para trabajar desde di­versas perspectivas y objetivos: dar el salto, gestionar las prohibiciones, superar los obs­táculos, resolver los problemas, tomar deci­siones, ser uno mismo, etc.

 

  • La situación

 

  1. La imagen

– La imagen es suficientemente rica y suge­rente. Ver y comentar lo que se ve en ella. ¿Qué pasa ahí?

– Trabajar a partir de todo lo que salga.

– Centrarse después en cada elemento que compone la imagen. El animador se podrá servir de las preguntas que se indican a continuación, aunque no necesariamente en ese orden, o formulará otras parecidas.

 

  1. El personaje

– ¿Quién es, puede ser o qué puede repre­sentar? ¿Chico o chica? ¿Joven o mayor?

– Centrarse en cómo va vestido. – ¿Qué le sucede?

– ¿Qué le pasó antes?

– ¿Por qué tomó esa decisión?

– ¿Qué hace ahora? ¿Tiene miedo a caer? – ¿Qué le va a pasar después?

 

  1. La valla

– ¿Qué puede simbolizar?

– Tiene una señal de prohibido… ¿Qué se pro­híbe?

– ¿Quién la ha colocado ahí?

– ¿Por qué no se ha eliminado?

 

  1. El pasado y el futuro

– ¿Qué pueden simbolizar los montones de la parte desde donde salta el personaje?

– ¿Qué hay en la parte hacia la que salta?

– El salto: El personaje salta desde la zona prohibida.

– La valla se podría haber removido con facili­dad… ¿Por qué salta?

 

  1. La pértiga

– El personaje ha saltado con una pértiga de deportista. Es flexible, aunque consistente, y larga.

– ¿Qué podía simbolizar esa pértiga?

– Para usarla ha tenido que coger carrera…

¿Qué le ha impulsado a ello?

 

  1. El conjunto

– Analizar toda la imagen en conjunto. Hacer­lo desde algún elemento de referencia como se señala en el apartado siguiente.

  • La realidad

 

– Referir, y aplicar las preguntas anteriores a una situación concreta: la educación, la reli­gión, la enseñanza, el trabajo, el colegio o la universidad, la familia, los compañeros, los amigos, los fines de semana, las drogas.

– ¿Por qué y para qué salta? ¿Desde dónde y hacia dónde lo hace? ¿Qué otras soluciones podría haber tenido…?

– Tiene que ver algo ese salto con la oración? ¿Es compromiso o huida?

– Dibujar otra viñeta o escribir un breve relato en los que se refleje cómo actúa el persona­je después. Referirlo a alguna situación con­creta de las señaladas.

 

Herminio Otero

También te puede interesar…

Redescubrir la ciudad vieja

[vc_row][vc_column][vc_column_text][pdf-embedder url="/wp-content/uploads/2019/06/MJ498-499-CJ-12-IDEAS.pdf"...