La Pastoral Juvenil oferta un plan formativo para agentes de formación afectivo sexual

9 septiembre 2022

En sintonía con la exhortación postsinodal Amoris Laetitia y a la luz de los planteamientos en el Seminario de estudio sobre «Familia y Pastoral Juvenil» proponemos un “plan para la formación de agentes de educación afectiva y sexual”. Este plan pretende atender la motivación de los propios educadores, así como dotar de recursos y claves para poder ser agentes de formación coherentes y cualificados.

Desde Pastoral Juvenil de Salesianos España se quiere ofrecer esta formación a aquellas personas que en las inspectorías salesianas y en las obras como orientadores, coordinadores de pastoral, tutores, animadores, educadores en general y responsables de formación puedan liderar, coordinar y dinamizar los procesos de  formación afectiva y sexual.

«Nos orientamos por una formación que tenga parte presencial y parte online tutorizada. Creemos que el mejor formato es una formación presencial repartida en tres semanas donde se trabajará  la Exposición de contenidos, el Uso de metodologías activas, se favorecerá la reflexión compartida además de contar  con un enfoque práctico.

En la parte online en este curso proponemos un trabajo que transversalice todos los contenidos durante todo el curso, proponiendo una mejora del itinerario utilizando los conocimientos adquiridos.

El proceso de inscripción comenzó el 4 de julio de 2022 y terminará el 4 de noviembre de 2022. La inscripción se realiza a través de la pagina WEB del Centro Nacional Salesiano de Pastoral Juvenil.

También te puede interesar…

El equipo de las «Comunidades Valdocco» continúa su proceso formativo

El equipo de las «Comunidades Valdocco» continúa su proceso formativo

El sábado, 13 de marzo, el Equipo «Comunidades Valdocco» del Centro Nacional Salesiano de Pastoral Juvenil, dedicado a la propuesta pastoral para jóvenes-adultos y adultos, ofreció una formación on-line que tenía como título «La potencialidad de la Lectio Divina para realizar una lectura creyente de la propia vida en la Comunidad»